El Consejo de Ministros ha aprobado el Anteproyecto de Ley Reguladora de los Planes de Pensiones de Empleo «con el objetivo de impulsar la previsión social complementaria». Según el Gobierno, con su futura implantación se trata de «facilitar el acceso a planes colectivos a trabajadores de rentas medias y bajas y de pequeñas y medianas empresas, así como a trabajadores autónomos y jóvenes. Además, a través del impulso público de los Fondos de Pensiones, de la negociación colectiva y de la promoción de planes por asociaciones de autónomos y colegios profesionales, se ofrecerán productos de ahorro a largo plazo con un coste menor que el actual».Todo ello acompañado de cambios en los incentivos fiscales que alcancen a los partícipes.Nuevos fondosComo ya se había adelantado, está previsto crear fondos de empleo de impulso público para todo tipo de trabajadores. Las gestoras y depositarias serán «seleccionadas mediante procedimiento abierto y su tamaño les permitirá una mayor eficiencia y, por tanto, unas comisiones más bajas. Estos fondos tendrán una gobernanza específica, con comisiones de control propias».En cuanto al sistema de inversiones, avanza que los activos de esos fondos «serán invertidos exclusivamente en interés de las personas partícipes y beneficiarias tomando en consideración la rentabilidad, el riesgo y el impacto social de las inversiones».También se crearán planes simplificados, «en los que los convenios colectivos de carácter sectorial se convertirán en el instrumento clave de impulso. Se habilita así normativamente a la negociación colectiva sectorial para que establezca que el plan de empleo acordado se extienda a todas las empresas del sector».Para facilitar la portabilidad entre planes se pondrá en marcha una plataforma digital común de consulta para los partícipes y realizar trámites.FiscalidadTambién apunta que la normativa estará acompañada de modificación de la fiscalidad de estos productos, «focalizando en los planes de empleo los beneficios fiscales«. Recuerda que en los presupuestos para 2022 «ya se focaliza en los planes de empleo la deducción en el IRPF al elevarse a 8.500 euros, mientras que en los planes individuales se sitúa en 1.500 euros, en total la suma de todas las aportaciones será de 10.000. En el caso de los trabajadores autónomos, la deducción debe estar en línea con la suma de ambas deducciones».El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, afirmó que «el impulso de los planes de empleo forma parte de la modernización y refuerzo del sistema de pensiones». Para ello apuesta por «asegurar su revalorización y mantener su poder adquisitivo indefinidamente y de acuerdo con el Índice de Precios al Consumo. El segundo pilar recoge un conjunto de medidas orientadas a liberar a la Seguridad Social de 20.000 millones de euros de gastos impropios».En su ataque al esquema previsional privado Escrivá ha trasladado que «la oferta actual de fondos de pensiones está dirigida principalmente a planes individuales, que giran en torno al sistema bancario, con altas comisiones y concebida para rentas altas. La futura norma incorpora distintos instrumentos para configurar un producto de ahorro barato, orientado a que los ciudadanos complementen sus pensiones y tengan un salario en diferido».El objetivo del Gobierno es que la norma esté aprobada definitivamente antes de finalizar el primer semestre de 2022.

Categorías: Uncategorized